“Hanal Pixán” es el nombre que se la da en lengua maya a la comida tradicional de Día de Muertos. “Hanal” significa “comida” y “Pixán” es el vocablo maya que se usa para definir al alma que da vida al cuerpo, por lo que esta tradición significa “Comida de las Almas”.

El Hanal Pixán se celebra los días 31 de octubre, 1 y 2 de noviembre en los estados que conforman la Península de Yucatán en la República Mexicana y el festín que se prepara está dedicado a los niños, los adultos y todos los santos, respectivamente.

La celebración comienza con la limpieza de la casa y los patios, además de la elaboración de los utensilios de barro y manteles que se utilizarán en el altar de muertos.

Hanal Pixán

El altar se coloca sobre una mesa, en la cual se pone un mantel bordado que representa a las nubes. Este mantel es de colores alegres para las almas de los niños y blanco o gris para los adultos.

Además del mantel, en la mesa se colocan trastes hechos de barro o arcilla, así como cuencos llamados “jícaras” en los que se coloca la comida y bebida para los fieles difuntos.

La comida más tradicional en la Península de Yucatán durante esta festividad de muertos es el Mukbil Pollo (en  maya: “Pollo que ha sido enterrado”), también llamado “Pib”, que consiste en un tamal grande, relleno de varios tipos de carne y especias mezclados en un caldo espeso de maíz llamado “kol”, el cual es envuelto en hojas de plátano y cocido en un horno de leña bajo la tierra. Este delicioso alimento es el plato principal que se coloca sobre el altar de muertos, aunque también se pueden poner otros platillos tradicionales como el relleno negro o los que hayan sido de la preferencia de los difuntos.

Hanal Pixán tradicional

Otros elementos indispensables en el altar son la sal y el agua, los cuales se dice que protegen a las almas de los fallecidos contra los malos vientos y los guían de regreso al otro mundo, así como el incensario en el que se quema “copal”, una resina que desprende un agradable aroma y que se cree que hace más grata la degustación de la comida para las ánimas.

Durante la celebración del Hanal Pixán las familias recuerdan a sus parientes ya fallecidos con alegría y cariño, y se les recibe con ofrendas y abundante comida para festejar su visita al mundo de los vivos, de esta manera se comparten una vez más los alimentos con los fieles difuntos de los cuales se cree que se recibirá protección cuando regresen al más allá.

Te invitamos a conocer más de las tradiciones de Día de Muertos de México, como esta, del Hanal Pixán, la comida de las ánimas de la Península de Yucatán.